✿En algún periodo de la vida, todos atravesamos por la precisión de rehacer nuestros hogares. El sueño de disponer de una vivienda de fantasía, fomentado muchas veces por las revistas de decoración, no es sencillo llevarlo a la práctica en nuestra propia vivienda. Es conocido por todos que subsistir a una reforma con el nerviosismo, el monedero y la alegría integra es en gran medida complejo. Con la finalidad de hacerte el recorrido más sencillo y que estés bien preparado, en este artículo de Sacos de Escombros vamos a explicar todo el procedimiento poniendo el núcleo en aquellos puntos imprescindibles que no puedes desatender y juntando todas aquellas sugerencias para una reforma integral victoriosa, tanto a modo de coordinación del procedimiento como de ti mismo.

ANTES DE EMPEZAR LA REFORMA

1- Considera qué cosas precisan mejorar y qué cosas no se deben perder:

Inspecciona tu vivienda y obsérvala como si la vieras por primera vez. En una hoja apunta todo lo que requieres cambiar para mejorarla y qué te apetecería que resultase mejor. Separarlo en dos filas: en una pon lo que necesitas actualmente y en la otra, lo que precisaras en unos años. Repasa el listado y prescribe las prioridades con lo que establezcas más relevante. Finalmente, proyecta tus metas económicas para estipular qué vas a reformar y si lo harás de golpe o preferiblemente por ciclos.

2- Favorece las necesidades y no te olvides del planeta:

Puede ser que lo más indispensable sea adquirir luz natural, optimizar el aislamiento térmico o poner suelo radiante y todas estas cosas son muy diferentes. Disponerlas en orden de preferencia coopera bastante a la hora de tomar elecciones.

Considera el medio ambiente y protege tu bienestar con materiales beneficiosos y saludables, libres de composiciones orgánicas inestables y con marca ecológica. Emplea materiales elaborados en el país, el choque medioambiental es mucho más inferior . Algunos de los materiales más benevolentes son los morteros de cal, las pinturas de silicato, la cerámica cocida, el linóleo o la piedra caliza.

Recomendaciones para una reforma integral exitosa

3- Puntualiza tus pensamientos:

La disposición sobre la marcha pueden atrasar la obra demasiado y  la rapidez nos hacen cometer equívocos. Suele ser un error elegir los materiales más rebajados para ahorrar, en vez de inclinarse por los materiales que en realidad te gustan y son de calidad. Recuerda que a veces lo barato sale caro.

Como consejo adicional es preferible ahorrar un poco de dinero y conseguir la reforma que realmente queremos en vez de precipitarnos con un presupuesto más barato y no quedar contento con el resultado ni con la calidad. En todo el procedimiento no pierdas de vista tu estilo propio. Adapta tu vivienda a tu naturaleza y al modo en que vives y así gozarás de cada lugar.

4- Apóyate en los profesionales:

Es fundamental que el estilo del personal que contrates se ajuste con tus gustos y que sea un equipo multidisciplinar, con perfiles distintos, como un arquitecto para ayudar con los planos, un interiorista que será el encargado de los acabados y decoración y muy indispensable, un jefe de obra arquitecto técnico que sea nuestro contacto a lo largo de toda la reforma y que nos dirija para que no tengamos que tratar más que con el jefe de obra. Esta persona también, será la encargada de llevar un dominio del tiempo y del presupuesto para estar siempre enterados de todo el proceso..

5- Organización de la obra:

Pide a la empresa de reformas un boceto de la obra que especifique los diferentes ciclos de la misma, su duración y fechas. Desde luego la reforma debe tener una fecha límite de finalización, acordada por el interiorista y el constructor simultáneamente. Ten presente que tu energía para lograr que las obras no se perpetúen es acordar un porcentaje del presupuesto que no abonadas hasta que la reforma esté acabada por completo. Y eso implica que la hayas comprobado y se hayan rectificado las imperfecciones que hayas localizado.

6- Firma un contrato de obra:

En este contrato han de estar distinguidos los plazos, los procedimientos de pago y las posibles penalizaciones ante su desacato por cualquiera de las dos partes.

7- Piensa en el ahorro:

Utiliza la reforma para lograr que tu vivienda consuma menos energía. Coloca inodoros de descarga múltiple y grifos con aireadores en cocinas y baños; si tienes jardín usa la reforma para instalar una red que reponga el agua de la lluvia para regar el jardín o la de la ducha para la cisterna–, Pon sistemas domóticos de ahorro energético que aminoran significativamente el consumo eléctrico…