Decorar tu casa puede ser muy divertido, pero también es una tarea un tanto desalentadora para algunos. ¿Cómo mantener un estilo personal sin que todo parezca estar unido o no coincida? Hacer que cada habitación fluya hacia la siguiente puede parecer difícil, pero con unos cuantos tips de diseño de interiores puedes ayudarte a lograr la casa de tus sueños. Y sí, puedes hacer que el diseño general de la casa sea coherente contigo.

Además, si tienes un presupuesto limitado, no debes preocuparte ya que puedes decorar tu hogar de una manera que no implique muchos gastos y también puedes ayudarte económicamente visita paginas Web para tales fines evita los virus por Internet para que así puedas lograr la decoración que tengas en mente sin ningún tipo de límite.

Pasos básicos para la decoración de una casa

  • Elige una temática: Una manera fácil de unificar el diseño es tener una temática común en todo momento. ¿Es moderna o tradicional? ¿Terrosa o industrial? ¿Te gustan los motivos de la naturaleza? ¿Los accesorios vintage? Elige una apariencia que te guste y repite elementos de ella en todas las habitaciones de tu casa.
  • Materiales coincidentes: Cuando compres muebles y accesorios, considera los materiales de los artículos que estás comprando. Usa materiales similares en cada habitación, por ejemplo, vidrio, mimbre o madera para unir los espacios. Varía las texturas y los acabados de estos elementos para que el efecto sea sutil en lugar de excesivo o forzado.
  • Escoge un color característico: ¿Qué colores te agradan? Encuentra un color que realmente te guste e impleméntalo en el diseño de cada habitación. Mezcla tonos claros y oscuros, y cambia la cantidad de color en cada habitación. Piensa más allá de simplemente pintar las paredes: una explosión de color puede adoptar la forma de cortinas, alfombras, impresiones artísticas, almohadas decorativas o incluso el color de las toallas de baño.
  • Coordina los colores de las paredes: Para una conexión visual máxima, usa el mismo color de pintura en espacios abiertos. Los colores de las paredes a juego hacen que los espacios separados se vean como si estuvieran destinados a unirse.
  • Incorporar características focales: Infunde tu estilo en cada habitación al incluir un elemento sorpresa o una pieza, como una impresión enmarcada distinta encima de tu cama o una lámpara de araña única en tu cocina.

Tips para la decoración perfecta de tu hogar

  • Encuentra el punto focal de la habitación: El punto focal de una habitación es su característica más destacada. Es a lo que tus ojos se sienten naturalmente atraídos cuando entras a la habitación. Y todo alrededor del punto focal lo complementa.
  • Sigue la regla de los números impares: La idea básica de la regla es que los detalles y los objetos que están ordenados o agrupados en números impares son más atractivos, memorables y efectivos que los números pares. Ayuda tener agrupaciones de objetos de diferentes alturas, formas y texturas. Al mismo tiempo, debería haber algo similar en ellos. Este consejo parece contradecirse a sí mismo, pero el punto es que debe haber algo que agrupe los elementos, pero también algo sobre cada uno de ellos ligeramente diferente.
  • Considera el espacio negativo: A vece menos es más. En diseño, el espacio negativo es el área que no ocupa ningún sujeto. Más comúnmente, esta es el área blanca en tus paredes. Es tentador llenar cada espacio con una temática, pero a veces, el espacio negativo habla por sí mismo. Para aclarar, no se trata solo de buscar lugares donde tú puedas eliminar cosa, ya que no todos lucen bien así. Se trata de buscar lugares que se vean bien incluso estando vacíos. También se trata de considerar la función de los espacios vacíos entre sujetos.