Ya sea que compres un inmueble totalmente nuevo o uno que necesite algunas reparaciones, al ser dueño de una vivienda, en algún momento se te pasará por la mente realizarle algunas reformas. Esto es completamente normal y hasta beneficioso, ya que estarás adaptando el lugar donde vives a tus preferencias y además le estarás aportando más valor.

Las reformas te permiten tener una casa más cómoda  y que ésta luzca mejor estéticamente. Por supuesto, siempre debes buscar a profesionales de reformas en Majadahonda que te garanticen un trabajo de calidad, dado a que las reformas precisan experiencia, conocimiento y tiempo; de lo contrario, el resultado que obtendrás no será el esperado.

¿Son convenientes las reformas de viviendas?

Las reformas siempre aportan ventajas a los propietarios de la vivienda, por lo que hacerlas es rentable no solo monetariamente sino también a nivel de confort personal. Reformando tu hogar lo puedes personalizar, puedes agregarle comodidades y en un futuro en caso de colocar tu inmueble en venta, podrás venderlo a un precio mayor del que lo compraste gracias a las reformas que le realizaste.

Adicionalmente, si tu hogar tiene ya varios años de haber sido construido, posiblemente le tengas un gran aprecio por los momentos que has vivido allí y por ende no quieres venderlo aunque su apariencia esté un poco desactualizada. La solución para estos casos igualmente son las reformas, que pueden renovar por completo tu hogar y hacer que luzca lo más moderno posible y lleno estilo, sin dejar rastro alguno de que es un inmueble construido hace unos cuantos años atrás.

Consejos para las Reformas de Viviendas

Del mismo modo, hacer una reforma suele ser más barato que construir una casa nueva. Además, si estás a gusto con el vecindario en donde vives, las reformas evitarán que busques un apartamento o una casa en un nuevo vecindario en el que exista la posibilidad de que no sea de tu agrado.

Por lo tanto, hacer una reforma usualmente es más fácil y también más barato. Sin embargo, una casa en obras implica una serie de responsabilidades e incomodidades, aspectos que tú debes tener en cuenta y saber si estás preparado para asumirlas.

Consejos para hacer reformas de viviendas

  • Cuenta con dinero suficiente para la reforma: Siempre debes contar con el dinero necesario para cubrir el presupuesto de la reforma, y en lo posible tener un dinero adicional para posibles gastos extras que tal reforma conlleve. Si no puedes permitirte financiar el proyecto en su totalidad, puedes optar por diferentes formas de financiamiento sin que pongas en riesgo tu hogar.
  • Elige el contratista adecuado: Es muy importante encontrar una compañía o contratista responsable. Son muchas las historias de horror de propietarios que han sido estafados por contratistas o que tuvieron un trabajo tan mal hecho que costó mucho más dinero rehacerlo (sin mencionar el dinero ya gastado). Para evitar esto, debes verificar la reputación del contratista adecuadamente, ya sea recibiendo opiniones de amigos o conocidos, o preguntarle directamente al contratista por referencias.
  • Encuentra inspiración para tu proyecto: Las redes sociales son tus grandes aliadas cuando se trata de inspirarte o tener algunas ideas para la reforma de tu hogar. En Internet en general, podrás encontrar muchas imágenes de estilos de casas o apartamentos que pueden ser de mucha ayuda para estimular tu creatividad y reformar tu inmueble.
  • Decide si hacer la reforma por tu propia cuenta o contratar a alguien: Incluso si tienes un poco de conocimiento en reparaciones del hogar y estás bien abastecido de herramientas, no todos los proyectos de mejoras son adecuados para ti (o al menos, sin la ayuda de un profesional). Conoce tus límites, comienza con poco si eres un principiante y luego mantén la calma en caso de hacerlo por tu propia cuenta.