Antes no se tenía en cuenta, pero hoy en día los técnicos de construcción van percibiendo que, si queremos evitar condensaciones y que entre el frío a través de los paramentos de una casa, deben utilizarse procesos constructivos para reducir la trasmisión de calor al máximo. Por eso hay una profesión que enseña a como colocar aislamientos térmicos en la edificación.

Gracias a estos procesos, no solo gozaremos en casa de un ambiente de confort, sino que reduciremos el gasto de energía, y por consiguiente las emisiones perjudiciales a la atmósfera. Una definición que todo técnico debe tener presente es el de la conductividad térmica. Su valor debe ser el menor posible. Nunca va a ser igual a cero, pero utilizando buenos materiales aislantes conseguiremos que su cifra sea muy reducida.

La forma de colocar los aislamientos es muy importante

Podemos colocar materiales aislantes tanto en paramentos verticales como horizontales. En paramentos verticales, que suelen ser las fachadas, paredes entre viviendas y medianeras, el aislante puede ejecutarse por el exterior del cerramiento, entre las dos paredes que forman la fachada, o por el interior de la vivienda.

Cada uno de estos métodos tiene sus ventajas e inconvenientes. Suele depender del uso que se vaya a dar a la construcción y de la ubicación geográfica donde se edifica. La rafia es uno de los materiales utilizados cada vez más en los aislamientos de las viviendas.

aislamientos térmicos en la edificación

Como colocar aislamientos térmicos en la edificación

  1. El aislamiento exterior confiere un envoltorio al inmueble que mantiene el calor dentro del mismo. Protege la estructura existente y es fácil de colocar.
  2. El aislamiento intermedio, situado en la cámara de aire entre dos tabiques de ladrillo, no es la mejor solución, porque no ves lo que se está rellenando, y en ocasiones quedan restos de material de obra que actúan como puentes térmicos para que entre la humedad y el moho.
  3. Finalmente, el aislamiento por el interior de la vivienda, rematado en placas de cartón-yeso (pladur) es el más rápido de realizar. Porque no necesita andamios y es una manera de evitar el ruido exterior que circula por la estructura. Por la contra, reduce el espacio de la vivienda (si este ya era reducido) y tienes que convivir durante un tiempo con personas ajenas entrando y saliendo de tu casa.
  4. Si te decides por este último método, comprueba antes que tus paredes interiores no tienen ningún tipo de revestimiento impermeable. De lo contrario, estarías provocando que ese revestimiento, al contacto con el aislamiento, genere condensaciones. Y eso es justo lo que queremos evitar cuando queremos mejorar el aislamiento térmico de nuestra vivienda, eso lo consiguen las personas que saben como colocar aislamientos térmicos en la edificación.