Toda persona con hijos debería tener un cuarto de juegos. Este lugar es como un santuario para los más pequeños, ya que tienen un espacio de la casa que les pertenece, donde pueden colocar todos sus juguetes y videojuegos en un solo lugar, este es sin duda alguna el sueño de todos los niños.

Si andas planeando redecorar un cuarto para convertirlo en el área de juegos infantiles, este post es el indicado, ya que te diremos algunos consejos que resultarán muy útiles para comenzar con la redecoración.

Lo primero que debes hacer

Es importante que conozcas muy bien el espacio que redecorarás como cuarto de juegos. De esta manera puedes conocer cuáles son tus límites y cómo puedes jugar con el espacio para convertirlo en un lugar muy divertido.

Es importante que pintes las paredes de colores pasteles o blanco, debes ser creativo para que le dé un toque original al cuarto de diversión de los niños.

Para comenzar a ordenar el cuarto de juego, lo primero que debes hacer es sacar todos los juguetes que no utilizan, no es necesario botarlos, puedes regalárselo a alguna amiga que tenga bebés, ten por seguro que te lo agradecerá.

Esto te servirá para una correcta organización, divide el cuarto por “zonas”, de esta manera puedes tener un cuarto para que tus hijos realicen actividades diferentes. Se recomienda que sean en tres áreas: espacio abierto, zona tranquila y zona ruidosa.El cuarto de juegos

  • El espacio abierto; puedes colocar una alfombra y colocar un baúl o cajón, de esta manera puede guardar los juguetes. Este espacio es ideal para que los niños jueguen con sus carros.
  • Zona tranquila; puedes disponer de una mesa, silla y estantes donde puedan guardar sus colores, hacer manualidades e incluso tareas escolares.
  • Zona ruidosa; esta área puede ser cercana al espacio abierto, pueden hacer actividades que impliquen mucho ruido, incluso los padres pueden organizar el área de actividades de acuerdo con la edad de su hijo.

La limpieza

Si como padre buscas limpiar siempre el cuarto de juego, tus hijos no aprenderán a hacerlo solos, es importante que las áreas de almacenamiento se encuentren a una altura accesible para tus hijos y enséñales dónde va cada uno de los juguetes.

Luego comienza a crear rutinas de juego, en la cual le deberás enseñar que al finalizar cada juego es importante guardar sus juguetes en su lugar, si son pequeños puedes hacerlo con una canción, de esta manera los incentivarás a recoger y como resultado tendrás un cuarto de juego ordenado.