El dormitorio es un lugar de descanso y de intimidad, en el que es importante que se sienta a gusto. Para la pareja, los hijos, los amigos, las habitaciones son los elementos esenciales de la casa. Te pasas horas en ese lugar, es nuestro refugio. Por tanto, es importante crear un ambiente acogedor.

Cómo decorar una habitación

Es necesario dar una identidad a la habitación. Para la habitación de un niño, debemos elegir colores claros verde, azul, que se adapten a la evolución del niño, también  se puede poner pegatinas o fondo de pantalla con dibujos, creando un lugar que proporcione fantasía, una buena opción es poner molduras en la pared a media altura, crear una pared con pintura especial tipo pizarra para que la pinten. En una sala de adultos,  se puede optar por colores cálidos para promover la  relajación por una pequeña diferencia de dos tercios y un tercio crear una pared fría en medio de paredes calientes o cualquier blanco liso.

decorar-una-habitacion

En cuanto al mobiliario, el funcional es una buena opción. La ergonomía óptima le facilitaran su uso, es importante colocar los muebles en el lugar correcto. En términos de color, o se sigue el tema de la habitación, o se elige el contraste con el blanco. Un toque de madera también es muy apreciado.
Para los muebles más importantes, la cama, elegir los colores suaves. Sábanas, almohadas y mantas con motivos florales son muy recomendables. El placer combinado con el confort. No dude en dejar volar su  originalidad. El dormitorio es la zona donde encontrarnos con nuestra pareja, nuestro lugar de relajación, descanso, nuestro pequeño paraíso. Atrévete a realizar regulares cambios, tendencias, colores, decoración, accesorios.
Para realizar la renovación debemos tener en cuenta, que este lugar es nuestro, de uso exclusivo, sintiéndonos libres para decorarlo, expresando algo de locura, en las paredes colocar colores cálidos,  que contrasten y unifiquen. La ropa de cama que tenga colores suaves.